Blogia
Quien olvida su pasado, no comprende su presente

Hijas Del Atardecer

Hijas Del Atardecer

El Jardín de Las Hespérides

 Antonio Gómez García  4º C

En la mitología griega las Hespérides (en griego Έσπεριδες, ‘hijas del atardecer’) eran las ninfas que cuidaban un maravilloso jardín en un lejano rincón del occidente, situado según diversas fuentes en las montañas de Arcadia en Grecia, cerca de la Cordillera del Atlas en Marruecos, o en una distante isla del borde del oceáno.

Adicionalmente, Hespérides (o también Islas Afortunadas) es un nombre dado por los antiguos a una serie de islas situadas en el extremo oeste del mundo entonces conocido. Éstas podían haber incluido Canarias, Madeira y Cabo Verde.

El Jardín de las Hespérides es el huerto de Hera en el oeste, donde un único árbol o bien toda una arboleda daban manzanas doradas que proporcionaban la inmortalidad. Los manzanos fueron plantados de las ramas con fruta que Gea había dado a Hera como regalo de su boda con Zeus. A las hespérides se les encomendó la tarea de cuidar de la arboleda, pero ocasionalmente recolectaban la fruta para sí mismas. Como no confiaba en ellas, Hera también dejó en el jardín un dragón de cien cabezas llamado Ladón que nunca dormía, como custodio añadido.

Según diferentes fuentes, había tres, cuatro o incluso nueve hespérides, pero normalmente se consideraba que eran tres, como las demás tríadas griegas (las Cárites, las Greas, las Gorgonas y las Moiras). Algunos de sus nombres eran Egles, Aretusa, Eritia, Hesperia, Héspere, Hestia y Hesperetusa. A veces se las llamaba Doncellas de Occidente, Hijas del Atardecer o Diosas del Ocaso, aparentemente aludiendo a su imaginada situación en el lejano oeste, y de hecho Hésperis es apropiadamente la personificación del atardecer (como Eos es la del amanecer) y Héspero la de la estrella vespertina, - términos los cuales guardan relación con "Hesperia"-.Las Hespérides tenían voces que encantaban y poseían el poder de cambiar de forma para enloquecer a los que las veían.

En la actualidad, se pueden encontrar recreaciones simbólicas de estos jardines, bien en sitios donde se creía que se hallaban o en otros lugares como en Murcia, en el jardín de la Universidad De Murcia por ejemplo.Allí se encuentra un extenso jardín que recoge una amplia diversidad de especies y variedades de cítricos especialmente de la región mediterránea.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres.

1 comentario

Mapi -

¡¡Enhorabuena, Antonio, por tu artículo!! No sólo comentas los lugares relacionados con las Hespérides, sino que también nos hablas de la etimología de "Hesperia", tal y como propuse. Sigue así.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres